Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

01/08/2019 Poder descansar

La Declaración Universal de los Derechos humanos, en el Art. 24, afirma que “toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas”. En estos meses de verano tratamos de organizarnos para encontrar algunos días de descanso, de desconexión, de visita familiar, etc...

Hermanos Capuchinos

Algunos hermanos diréis que no es fácil encontrar unos días de descanso dada la fragilidad de algunas de nuestras fraternidades. De la misma manera, otros familiares y amigos nos dicen que ha pasado a la historia el poder tener un mes seguido de vacaciones.  Eso responde a otros tiempos. Las empresas ponen sus condiciones. 

Dicen que la ocupación está asociada al prestigio, mientras que el descanso no; que estar ocupado da un sentimiento de importancia; que el estar ocupado se ha puesto de moda y el descanso se ha vuelto algo que muchas veces olvidamos.  Hay quien dice que la esencia del descanso radica en organizar un momento en que estás presente contigo mismo.  En ese momento en que realmente te encuentras contigo mismo, escuchas tus emociones, piensas en tus objetivos y sueños.  Y esto tampoco es fácil. 

Solamente cuando tu cuerpo y tu mente están descansados puedes realmente aprovechar la vida. Cuando estás bien descansado, más cosas te hacen feliz. Por el contrario, cuando estás cansado, incluso las actividades que alguna vez te han traído alegría ya no te atraen tanto. 

Simplemente os recuerdo algunas de las palabras del Papa Francisco en la Laudato Si:  “la espiritualidad cristiana incorpora el valor del descanso y de la fiesta. El ser humano tiende a reducir el descanso contemplativo al ámbito de lo infecundo o innecesario, olvidando que así se quita a la obra que se realiza lo más importante: su sentido. Estamos llamados a incluir en nuestro obrar una dimensión receptiva y gratuita, que es algo diferente de un mero no hacer. Se trata de otra manera de obrar que forma parte de nuestra esencia. De ese modo, la acción humana es preservada no únicamente del activismo vacío, sino también del desenfreno voraz y de la conciencia aislada que lleva a perseguir sólo el beneficio personal… El descanso es una ampliación de la mirada que permite volver a reconocer los derechos de los demás”. (Laudato Si 237)

Este es mi deseo: que podamos disfrutar de un tiempo de descanso.
Un saludo

Benjamín Echeverría
Provincial de Capuchinos de España

Últimas noticias:

14/03/2015 - Albergue Jacobeo con espíritu de fraternidad... 09/03/2015 - El arzobispo de Madrid en Jesús de Medinaceli 04/03/2015 - Espectadores ... 01/03/2015 - Memoria agradecida... Capuchinos en Colombia 26/02/2015 - Justicia Universal: Un camino hacia la fraternidad... 19/02/2015 - La Solidaridad como complemento a la Justicia... 12/02/2015 - La Escuela Franciscana -ESEF- presenta su V libro sobre estudios franciscanos 05/02/2015 - Ya está en marcha el curso de ESEF 2014-2015 31/01/2015 - Capítulo de la Custodia de México-Texas 28/01/2015 - La CEMCS "Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social" entrega los Premios Bravo 2014
<< 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35 >>
Project by 3emultimedia