Dulce Jesús Nazareno

Dulce Jesús Nazareno,
que estás mirando, mirando,
mientras sus penas te dicen
miles y miles pasando.

Dulce Jesús Nazareno

Dulce Jesús Nazareno,
que estás mirando, mirando,
mientras sus penas te dicen
miles y miles pasando.

Tu corazón compasivo
a nadie rechaza airado:
todos al verte sentimos
que a todos estás amando.

Volvemos a casa en paz,
con un secreto milagro,
la plegaria que hemos hecho,
tú, Jesús, has escuchado.

Muchos guardaron consigo,
para besar, tu retrato;
tu amor, abrazo y ternura
en mi corazón yo guardo.

Te ofrezco, Jesús, mi vida,
que tú me la has regalado;
quiero seguir tu Evangelio
cual verdadero cristiano.

Gracias, Jesús Nazareno
por el gozo que me has dado:
seré tu testigo fiel
en medio de mis hermanos.

 

 

 

Rufino María Grández
Iglesia de Jesús de Medinaceli,
Primer Viernes de marzo de 2020

  • Compartelo!