Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

El Capuchino Antonio Aguar nos habla de la plataforma: Stop Deshaucios

El Capuchino Antonio Aguar nos habla de la plataforma: Stop Deshaucios

Stop Desahucios es una plataforma que ayuda a las personas que van a ser desahuciadas, intentando detener los procesos de ejecución hipotecaria. Además de luchar por una solución colectiva por el problema de la vivienda. Este movimiento nació en el 15M, y actúa en casi todas las ciudades españolas. En Zaragoza llegó el verano de 2011, y gracias a la movilización popular Stop Desahucios ha conseguido numerosos acuerdos de dación de pago o de condonación  de la deuda hipotecaria entre afectados e identidades bancarias, así como haber aplazado subastas y desahucios. Para hablar de esta organización y de nuevos perfiles de pobreza contamos con el Padre Antonio Aguar, Doctor Teólogo, franciscano capuchino perteneciente a la Fraternidad de San Francisco de Asís, en el Barrio de Torrero. Un fraile y sacerdote tremendamente comprometido con la realidad social del barrio, y de la ciudad en general, que da una visión sobre el sistema, y lo que los desahucios provocan.

¿Cuál ha sido la raíz del problema?
La raíz del problema está en el sistema en el que estamos inmersos, el capitalismo. Este sistema quiere tirar por tierra un sistema que es opositor  a los principios de la Ilustración, los quieren tirar por tierra, el que haya igualdad, fraternidad, una paz justa equilibrada, lo quieren tirar. El sistema quiere defenderse y auto-defenderse, cueste lo que cueste, caiga quien caiga. Aunque sean millones. Esta es la raíz, el resto son consecuencias. ¿Por qué cuando hay una crisis en vez de actuar en la raíz del pueblo, quieren tapar con millones de dólares o euros las deudas de los bancos? Hacen esto porque no les importa que haya millones de pobres, millones de parados, que haya más hambre… toda esta gente son gente sobrante. Cuanto antes se elimine mejor. Naturalmente para eso hay que ir a los pilares que sostienen al pueblo, que son la sanidad, la cultura y la subsistencia, y han atacado estos pilares de raíz.

¿Cómo ha sido la progresión del problema, cuándo ha habido más y menos personas sin recursos?
La progresión es que cada día que se lee el periódico se puede ver que ha habido un recorte más, una vuelta más de tuerca para ir oprimiendo a la gente.  Sobre si la progresión ha ido a mejor o peor en las personas sin recursos, os puedo decir que aquí en el barrio de Torrero, cuando se empezó a hablar de crisis hace más o menos tres años de forma que afectaba a las personas directamente, se intentó crear una plataforma solidaria; Plataforma solidaria de Torrero. Para saber cuántas  familias con problemas económicos había en el barrio, que tipo de necesidades tenían, cómo se les podía ayudar; no materialmente con limosnas y bolsas de comida, sino para ver cómo se les podía ayudar realmente y cómo se podía salir de esto, no hubo modo de enterarnos de cuántas familias sufrían estas consecuencias. Las familias que sufren estas consecuencias actualmente no son los pobres tradicionales de antes,  los transeúntes de hace unos años, ni los mendigos, sino las familias que antes tenía unos medios de subsistencia casi seguros; tenían trabajo, un nivel de vida adecuado, su coche, su casa aunque hipotecada la iban pagando… esas familias son las que están sufriendo la nueva pobreza. Además de los anteriores, que lógicamente sufren más las consecuencias están este tipo de familias. Son familias en las que uno o varios miembros de ellas se ha ido al paro de repente, porque se han inventado las leyes, no es que haya leyes y las incumplan, sino que se las inventan a su medida, como la nueva reforma laboral, pueden despedir a cualquiera aunque lleve años trabajando. Otro ejemplo son los recortes de las pensiones; nos insultan cuando nos llegan cartas del Ministerio de Hacienda diciéndonos que se ha subido la pensión 0,25%, cuando esto es en una pensión mínima no llega a un euro. Esto es un insulto o una burla que se le hace al viejo

¿Cuál es la labor de Stop Desahucios?
El primer desahucio que se dio en Zaragoza fue en Valdefierro, ahí nos concentramos muchísima gente para impedir el desahucio, a última hora se consiguió parar. Después se han ido multiplicando y multiplicando y se ha creado un grupo de resistencia que se llama Stop Desahucios. Los desahucios afectan muchísimo a las familias, suelen ser familias humildes que no pueden pagar la hipoteca pues se han quedado en paro, cuando se quedan sin trabajo lo  primero es comer y satisfacer sus necesidades básicas, además  de pagar otras cosas como la luz y el agua. Llega un momento en el que no pueden pagarla hipoteca. El banco avisa varias veces y luego amenaza y luego la cumple. En Stop Desahucios estamos ahí cuando se va a producir uno, o en los bancos. Los bancos no tienen alma, el alma que podían tener las personas lo anulan, dejando a las máquinas que funcionen con el visto bueno de las personas claro está. Estas son las que echan a las familias de sus casas, y la dejan en la intemperie. Es verdad que hay bancos y bancos, hay algunos con pero fama y otros con mejor, como las Cajas que tuvieron un nacimiento de tipo social eran más sensibles a este tipo de problemas en las familias, pero siguen desahuciando como cualquier banco. Sobre todo ahora que las cajas se están fusionando entre sí y se están creando grandes bancos, como el caso de IberCaja y la CAI que ahora son Caja Cúbica y siguen des. Los casos más notables son aquellas familias más débiles, por ejemplo cuando una o dos personas están enfermas, o un hijo minusválido. Todos los miércoles se reúnen Stop Desahucios en su centro de reuniones que es la Asociación de Vecinos de San Pablo para evaluar las situaciones de las familias que van a ser desahuciadas y estudiar los casos. También los miércoles se reúne la marea naranja, que ha creado un espacio para quejarse de todos los servicios sociales que se están recortando e informar. Cuando va a haber un desahucio van con la policía, luego va el juez y al leer la orden de desahucio y la familia se va a la calle, sin ninguna contemplación. Estas familias cuando son desahuciadas  si pueden van a casa de algún familiar y sino pues ira a lo mejo debajo de un puente. Los bancos no tienen conciencia ni espíritu, les da igual si es verano o invierno si está helando o no, actúan como robots, que es lo que están creando.

¿Cree que lo que reivindica Stop Desahucios es escuchado por el Gobierno?
No, y si lo escuchan está mal escuchado, también con grandes mentiras. Hubo una campaña muy fuerte para que se liquidase la hipoteca una vez producido el desahucio, la dación en pago, porque uno de los principales problemas es que una vez la gente es desahuciada tienen que seguir pagando la hipoteca. Se necesitaban un millón de firmas para que la propuesta se llevase al Congreso, se recogieron 1.600.000 firmas, se llevó al congreso, parecía que se iba a aceptar el problema, pero luego redactaron una ley que no solucionaba absolutamente nada. Una ley hecha a medida de los bancos y el sistema capitalista. Se trata de una burla más del gobierno y de las Cortes a los ciudadanos. En Torrero se hizo una gran campaña y se recogieron muchísimas firmas y estábamos muy contentos porque la gente había respondido, es cierto que mucha gente despreciaba esta recogida pues es algo que no les afecta. Con estos años de Bienestar que hemos tenido, hemos perdido muchísima sensibilidad, fue como si nos hubieran ido preparando que le sistema hubiera tanteando el terreno para crear personas que no tuviesen conciencia, individualistas, ambiciosas, egoístas, hedonistas, adormecidas…

¿Qué soluciones cree que podría dar el gobierno?
De los gobiernos estos no hay que esperarse absolutamente nada. Porque querrán aparecer entre los demás, pero dando leyes que a la larga o a la corta les estén favoreciendo a ellos, al sistema. No hay que esperar nada. De los partidos políticos mayoritarios no hay que esperar nada. Así de claro. Es sensible que los mismos que hacen los recortes, DGA, Ayuntamientos… a nivel de autonomías, después quieran poner parches ellos mismos, ¿qué parches quieren poner si han dado la norma ellos para los recortes, para ir recortando cada vez más, para ir  bajando las pensiones, para ir cerrando los centro de sanidad, de educación… ¿qué se puede esperar de ellos? ¡Migajas para que te calles! ¡No se puede esperar nada de estos gobiernos! ¡Hay que dar un vuelco total al sistema!

¿Y cree con esas migajas que da el gobierno la gente no es consciente y se queda contenta o al final la gente se va a unir más porque se va a dar cuenta de que se les están burlando?
Pues hay familias, hay gente que se siente satisfecha muchas veces, muy triste.

Igual el problema es ese, que no responden luego.
No lo sé, a lo mejor…  a lo mejor lo que estamos haciendo con los centros sociales, con el reparto de alimentos, con las limosnas que podemos dar, estamos haciendo un daño grande a la larga. Pero claro, si tenéis a una persona que hoy no ha comido, hay que darle para que pueda saciarse. Es la tensión que se crea, la tensión bipolar que existen las dos cosas. Estamos haciendo lo que no deberíamos hacer pero tenemos que hacerlo porque si no esa persona se muere de frío esta noche que está en la calle. Es muy difícil, si no cambia el sistema es muy difícil.

Quizás el gobierno se está aprovechando de que están estas organizaciones para ayudar a la gente y ellos no hacerlo.
Pues sí. El sistema capitalista quiere que volvamos a los años en los que yo tenía vuestra edad, en los que existía una beneficencia pública en los ayuntamientos con la que tapaban y daban de comer a la gente pobre del pueblo, a los necesitados, había también unos centros de salud, de sanidad muy particulares. Aquí en esta casa había un centro de voluntarios  como una especie botiquín que atendía a los enfermos que no podían ir al hospital porque no tenían medios. Quieren que volvamos a eso para que los más pobres se alimenten con esas migajas. Quieren convertir la sociedad social actual que era casi de las mejores, y de lo único bueno casi que teníamos en este país, quieren convertirla en hospitales de beneficencia pasando la sanidad a los centros privados y hacer de la sanidad un negocio. Porque ahora en la sanidad concretamente están promoviendo lo que llaman unidades de gestión, es decir, clínicas privadas, donde hay un gestor que puede ser una persona que como ahora va mal la construcción, pues de la construcción se pasa a la sanidad, y ese será el gestor de ese centro, y no será un médico, será un gestor de economía. Y ese gestor naturalmente tenderá a que haya más ganancias en la clínica ¿y cómo hay más ganancias en la clínica? Pues atendiendo peor a los enfermos, los enfermos que ya no sean rentables dirigirlos al hospital, que sería, la seguridad social actual, lo último, donde van los ricos y no los pobres.

¿Sobre los desahucios, cuáles creen que son las consecuencias?
Una persona que está enferma como un caso que salió en los medios que ella tenía un problema psíquico muy fuerte, y el marido tenía cáncer y tenían un niño pequeño… pues si lo desahucian ¿a dónde van a ir esas personas? ¿Van a ir a una clínica privada, van a ir a la Quirón? ¿O hacer un seguro con la Quirón? ¿A dónde van a ir? Pues de momento naturalmente irán a la Seguridad Social que se está degenerando. Leemos todos los días en la prensa: urgencias saturado, camas en los pasillos, no hay ni vendajes, ni guantes para las enfermeras, ni medio mínimos para hacer curas, todo son recortes de la DGA. Del desahucio a la muerte. No hay trabajo, hay hambre en casa, no hay calefacción, no hay cultura, porque también en cuestión de la educación, no sé cómo va el tema pero me imagino que igual que la sanidad: más alumnos por aula, menos profesores, mandando profesores al paro, como médicos. Todo está relacionado. Una crisis que es promovida por el sistema porque los ricos se hacen más ricos, con 6 millones de parados, recortándoles las ayudas mínimas, a vosotras os espera un porvenir muy negro, ahora si os vendéis al sistema a lo mejor tenéis suerte, pero vendiéndoos al sistema, como está la mayoría de la prensa en este país, y la mayoría de las televisiones que a veces se ponen una careta creando tertulias sobre temas calientes como son estos que no son más que caretas pero la tv es del sistema. Está muy negro todo, yo lo veo muy negro, tengo esperanza de que el sistema cambie.

¿Y cómo podría cambiar? ¿Hacia qué dirección?
Esa es una pregunta que no sé responder, así de claro. Yo creo que la gente se está moviendo, creando por ejemplo una izquierda unitaria, que no esté dividida, donde estos movimientos sociales que han nacido como el 15M tengan voz, y todo el pueblo tenga voz. Yo me temo mucho que en las próximas elecciones, y eso es lo triste, que volvamos a lo mismo de ahora. Porque de momento la izquierda que tiene los valores de la ilustración, una verdadera democracia, igualdad, en que nadie se quede excluido pues no sé si será capaz de aglutinarse y salir adelante. Hay intentos, copiando un poco un partido que se ha creado en Grecia muy fuerte de izquierdas, en España van un poco en esa línea, pero no sé… lo dudo mucho

¿Cree que los bancos podrían llegar a un acuerdo con los desahuciados? Porque es una incongruencia que tengan muchos pisos vacíos que no se han vendido por la crisis y luego hay gente que no tiene donde vivir.
Si no viene un gobierno fuerte que sea capaz de dar esa ley, independientemente del sistema, podría ser parte de la solución. Porque como dices tú, hay miles de pisos vacíos. Yo no colaboro con los bancos ni para hacer una transferencia. Dirán pues que tonto es. Pues sí, porque yo se que lo que hago no sirve absolutamente de nada, pero igual sirve para satisfacer mi conciencia.

Conclusiones...
El problema de la vivienda ha estado constantemente en los medios de comunicación en los últimos años, pero la realidad es que no se  trata de un tema que haya surgido ahora. El drama de los pisos vacios y la gente viviendo en la calle ha estado presente siempre y pese a los continuos intentos de solucionarlo haciendo uso de la intervención estatal y demás mecanismos, aun no se han conseguido ninguna solución final.
Con la crisis económica en la que se encuentra España sumergida los desahucios son la principal consecuencia relacionada con el mercado inmobiliario. La gente se ha lanzado a la calle a protestar y son continuas las manifestaciones impulsadas por la Plataforma Stop-Desahucios para intentar encontrar un punto de acuerdo entre los bancos y los afectados por las hipotecas.
Pasaran muchos años hasta que se encuentre una solución porque como dice el Padre Antonio, quizás el problema reside en el sistema y hasta que no se solucione desde la base, no se encontrara un acuerdo acertado para ambas partes.

Entrevistas:

Laureano López -En Orito he descubierto la figura de San Pascual Bailón Al habla con Maite Font, coordinadora del Voluntariado Geriátrico de los Capuchinos en Pamplona José Luis Esteruelas, trabajador social en el Centro San Antonio de Zaragoza 25 años haciendo camino -José Antonio García Las Heras Enrique López -Teatro San Francisco de León Xabier Parra, director de SERCADE -SERvicio CApuchino para el DEsarrollo Entrevistamos al capuchino Manuel Muñoz: Premio Bravo 2014. El Capuchino Antonio Aguar nos habla de la plataforma: Stop Deshaucios Carlos Ciriza: El arte de pintar y esculpir con el corazón. Monseñor Jesús Esteban Sádaba nos habla de su misión.
<< 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 >>
Project by 3emultimedia