Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

Laureano López -En Orito he descubierto la figura de San Pascual Bailón

Laureano López -En Orito he descubierto la figura de San Pascual Bailón

Laureano nació en Chueca,  provincia de Toledo, un pequeño pueblo situado a 20 Kms. de la ciudad, entonces de unos trescientos habitantes aproximadamente. Es el menor de cuatro hermanos, de familia sencilla. Desde muy niño ya se ocupaba de algunos pequeños trabajos en el campo cosa normal en aquella época. Asistió a la Escuela del pueblo aprendiendo lo más elemental como era leer, escribir y un poco de matemáticas para poder defenderse en el mundo de los números.

Vivió una infancia sencilla. Pocas novedades se vivían en aquel tiempo donde los medios de comunicación apenas llegaban y ademas en el pueblo muy pocas cosas extraordinarias ocurrían. Al dejar la Escuela, enseguida comenzaron de lleno los trabajos agrícolas. La mayor parte en la casa y el resto reclamado por otros agricultores.

A los 18  años acudió al Servicio Militar, estando los tres primeros meses en Cáceres, (Extremadura) para después terminar los veinte meses que duró en Toledo. Fue una experiencia inolvidable. Era la primera vez que que salió lejos de su pueblo y también la primera vez que vió un tren de verdad.

¿Cómo fue tu vocación y como entraste en los Capuchinos?

Desde que tengo uso de razón, desde muy pequeño recuerdo que he sentido siempre algo muy especial por el tema religioso, era como un sentimiento que invadía todo mi ser. No tenia al principio ningún conocimiento, pero a medida que fui descubriendo, pude comprobar, darme cuenta que mi vida solo podría tener sentido dentro de esta dinámica  del seguimiento de Jesús de Nazaret.

Desde joven al meterme en el Evangelio a mi manera, fui descubriendo su figura, su personalidad, su fuerza, su atractivo en su forma de decir y actuar pareciéndome inigualable y único. Jesús de Nazaret se fue convirtiendo poco a poco en mi razón de vivir. Tratar de hacer realidad este sentimiento, esta vocación para mi no era fácil, al no tener un “guía” que pudiera orientarme, esto hacía difícil poder comenzar un estado diferente de vida.

Los primeros Capuchinos que conocí, fueron del Convento de Jesús de Medinaceli de Madrid. Fue con motivo de una Misiones populares que fueron a dar a mi pueblo. Causaron tal impacto en mi vida que ni siquiera sus nombres he podido olvidar con el paso de los años. No hable nada con ellos de este tema, no pude, no se que pudo pasarme. Sólo quedaron para siempre en mi recuerdo.

Aun pasó un  tiempo más en el silencio sin saber que hacer, así hasta los veintiocho años en que el Señor que tiene sus caminos me iba a dar paso por ellos cuando yo tal vez menos lo esperaba. Todo sucedió de improviso por medio de unas revistas que me regalaron unas personas que visitaban la Iglesia de mi pueblo de vez en cuando, eran un grupo de “Marías de los Sagrarios” de un pueblo vecino. Esas revistas estaban publicadas por los Capuchinos de la provincia de Valencia “El Propagador de la Tres Ave Marías” Ahí encontré la “Página vocacional que así se llamaba donde invitaban a los  jóvenes con inquietud vocacional a tener una experiencia".

Me dirigí a ellos y antes de un año después de algunas cartas con el maestro de postulantes ingresaba en el Convento capuchino de Santa María Magdalena en Masamagrell  (Valencia) el día 28 de Agosto de 1 977

¿Qué tareas has desarrollado en la Orden Capuchina?

A partir de mi ingreso en la Orden Capuchina, mi vida dio un giro total. Me sentía como en otro mundo, no me lo podía creer, tantos años con este deseo fuera una realidad. Un poco antes del mes de haber ingresado en la Orden comenzaba el noviciado el día 24 de Septiembre  festividad de la Virgen de la merced en el Convento de la Divina Pastora de Olleria también provincia de valencia y pronunciaba los votos religiosos temporales al año siguiente el 28 de Octubre de 1978.

Después de una preparación adecuada para el acceso a la Universidad, comencé mis estudios eclesiásticos en el Instituto Teológico de Franciscanos de Murcia. Allí los terminé.

Fue en la Parroquia de San Francisco en Murcia donde emití mi Profesión Solemne Perpetua el día 3 de Octubre de 1982. La ordenación de Diácono fue en la Parroquia de la Tres Ave Marías de Totana el día 23  de Septiembre de 1983. Por el Señor Obispo de murcia D. Javier Azagra Labiano. El mismo  Señor Obispo D. Javier, me ordenó de Sacerdote en nuestra Parroquia de San Francisco de asís de Capuchinos de Murcia el día 8 de Septiembre de 1984 Fiesta de la Natividad de la virgen.

Inmediatamente mi primer destino fue a la Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario en  el Barrio de la Magdalena en Masamagrell. Allí realice mi labor parroquial durante 12 años. Después en 1996 fue mi destino a la Misión de Guinea Ecuatorial en África durante 7 años. Aquí si fue una buena experiencia creo que la más fuerte de mi vida, la más dura y la más feliz de mi vida. Al regreso estuve destinado dos años en la Parroquia de capuchinos de Murcia.             

Después mi destino fue la Parroquia Sagrada Familia de Castellón hasta el  2012 en que la Parroquia es dejada por la Orden, y así es como llego a Orito (Alicante) el día 1 de Agosto y aquí sigo en la actualidad.

Ahora en Orito ... ¿Qué actividad realizas?

Con ilusión y una buena disposición de hacer las cosas lo mejor posible llegue a Orito con el cargo  de Guardián de la Fraternidad. Gracias a Dios sigo estando muy ilusionado con mi vocación a la vida religiosa procurando siempre una actitud positiva de agradecimiento a la vida.

Aquí mi actividad junto con toda la Fraternidad de Hermanos  esta centrada en la atención al Santuario, la Casa del Peregrino, la Cueva de San Pascual, así como las tareas propias de la casa. Mi tarea tal vez principal como responsable, es estar al tanto de que todo este lo mejor posible, de que todo funcione con normalidad.

El Santuario a parte de las celebraciones de las Misas, son muchas las personas que se acercan buscando una atención y no pocas veces necesitadas de encontrar un poco de luz y de paz.

En cuanto al cuidado de la Cueva de San Pascual, somos dos Hermanos los que nos ocupamos de ella. Este lugar requiere un cuidado no sólo a nivel de limpieza y orden sino principalmente a la atención espiritual de las muchas personas por la que es visitada.

También me ocupo en gran parte de la Casa del Peregrino. Es un Albergue con una gran capacidad que acoge a grupos de toda índole aunque principalmente a grupos de parroquias y colegios. También este lugar necesita un cuidado atento y constante para estar siempre a punto.

¿Qué significa San Pascual Bailón en tu vida y que significa en las gentes de Orito?

He descubierto la figura de San Pascual aquí en Orito. Conocía muy poco estos  lugares sólo de paso y ahora  al ser destinado aquí he podido comprobar a fondo la hermosura  de este lugar y el gran amor que se le profesa a este Santo y no cabe duda que he sido contagiado de esta devoción y amor a San Pascual. Hijo de humildes campesinos, San Pascual nació el 16 de Mayo de 1540 en Torrehermosa  un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza, hasta que llegó aquí a estas tierras de Orito para trabajar como pastor.

A los 24 años ingresó en este Santuario de Orito  y profesa como religioso el día 2 de Febrero de 1565. Después de vivir en varios conventos de la zona, muere en Villarreal (Castellón). Una Ermita en Orito llamada de la Aparición, señala el lugar donde San Pascual tuvo una visión de Jesucristo en la Eucaristía.

Para mí San Pascual, significa muchísimo y no cabe duda de que está influyendo mucho en mi vida al igual que en las gentes de Orito. El paso de San Pascual por estas tierras alicantinas no cabe duda que fue y sigue siendo un momento de fecundidad para todas las personas de este valle de Vinalopó, donde Él vivió las experiencias más grandes y más hermosas de su relación con Dios.

Este año estamos celebrando el Año Santo Jubilar al cumplirse los 450 años de su Profesión religiosa en este Santuario de Orito, y su recuerdo sigue tan vivo hasta el punto de sentirlo entre nosotros como compañero de camino. Doy gracias a Dios por haber tenido la gran suerte de que fueran estas tierras donde ahora me encuentro, las mismas que acogieron a este hombre de Dios, a este Santo maravilloso.

¿Por qué es tan visitada la Cueva del Santo?

Creo que es porque San Pascual es una fuente inagotable de gracias como lo es la Eucaristía de la que él fue tan devoto. Y aquí la gente viene  buscando un alimento especial que es el alimento especial que perdura y no acaba , puede ser paz, puede ser ánimo,  luz, sabiduría, salud, trabajo, esperanza incluso dinero...

Lo cierto es que ninguna persona que llega a esta Cueva de San Pascual se va de vacío (Y esto dicho por la mayoría de las personas que vienen).

La vida de San Pascual estuvo llena de amor a Dios y de servicio a los hombres, especialmente a los pobres y los sencillos,

San Pascual con su inagotable caridad, no sólo ayudó mientras vivió en este mundo, sino que desde el cielo sigue ayudando, escuchando cada día las plegarias de Acción de gracias y las peticiones de cuantos le invocan sobre todo en momentos difíciles y trances apurados.

Es por eso que los fieles, sus devotos no dejan de visitarlo en su cueva a este Santo, asombro de caridad y de dulzura que después de casi cinco siglos continua de parte de Dios repartiendo gracias abundantes desde este lugar.

La Romería de San Pascual,es una de las Romerías con más historia de la provincia. Tiene lugar aquí en Orito el 17 de Mayo. Ya todo el mes comienzan, no dejan de haber peregrinaciones multitudinarias. La Romería y Feria de San Pascual está documentada ya desde 1637. Después de la Romería de la Santa Faz de Alicante, esta de San Pascual es la más multitudinaria.Orito en estas fiestas se convierte en un lugar mágico, donde brilla la fuerza y el fervor de todos los que sentimos una gran devoción por San Pascual Bailón.

¿Qué es lo que más te atrae de la vida de este Santo?

A San Pascual no se le puede separar del gran misterio del Sacramento de la Eucaristía.  Me atrae enormemente sentir que su vida estuvo llena de Amor. Y Dios hizo con él maravillas. No cabe duda que su devoción a la Eucaristía fue el blanco de todos sus amores. Todas la acciones de su vida giraron alrededor de esta gran devoción. De los escritos de San Pascual, se desprende cuan intensamente amaba a Jesús Sacramentado. Los días más grandes para él, eran el Jueves Santo y el Corpus Christi, se desbordaba considerando las grandezas de tanto amor.  Por eso Dios quiso recompensar su devoción al Santísimo Sacramento, con apariciones como la que sucedió aquí en Orito y que está bien documentada.

Otra de las cosas que me maravilla y me atrae de San Pascual. Es su sencillez.

Es un Santo pequeño a los ojos del mundo. Un simple Hermano lego franciscano, que hacía las tareas más humildes de los conventos donde vivía, pero que ante Dios era tan grande y tan santo. Su bondad y amabilidad hacía que todos se sintieran atraídos hacia él. Buen trabajador, a todos atendía y servía con suma caridad. Nunca se le vio ocioso, sino en oración u ocupado en algo útil y provechoso. Nunca se le oyó murmurar de nadie. Nunca quejarse. Para mi, lo considero un gran ejemplo a seguir.

¿Qué te gustaría comentarnos?

Yo os invito a visitar estos lugares donde San pascual vivió. Este año hay una razón especial y es que estamos celebrando en Orito un Año Santo Jubilar que comenzó el día 2 de Febrero festividad de La Presentación de Jesús en el Templo  con motivo de cumplirse los 450 años que San Pascual Profesó aquí en el Santuario de Orito, el 2 de Febrero de 1565.

Pienso que puede ser un buen motivo  y un buen momento para conocer este lugar privilegiado y al mismo tiempo ganar el Jubileo, visitando el Santuario, la Cueva y la Ermita de la Aparición.

Os esperamos...

Entrevistas:

Laureano López -En Orito he descubierto la figura de San Pascual Bailón Al habla con Maite Font, coordinadora del Voluntariado Geriátrico de los Capuchinos en Pamplona José Luis Esteruelas, trabajador social en el Centro San Antonio de Zaragoza Ernesto José Romero, vicario apostólico de Tucupita Jesús Chilán, director del Dispensario Médico-Jurídico San Antonio Juan Carlos Andueza, misionero capuchino en Ecuador Inmaculada Martín, responsable del proyecto Huerto Hermana Tierra Jesús Torrecilla, coordinador de la Escuela Superior de Estudios Franciscanos Valentí Serra de Manresa El capuchino Domingo Fernández Villa nos habla de Jesús de Medinaceli
<< 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 >>
Project by 3emultimedia